¿Puede existir yugo desigual entre creyentes?


El blog de Iván Pirela

Fuente: Placeres Perfectos.

Amós 3:3 dice: “Cómo andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo”.

No sólo es importante confesar la misma fe, sino tener proyectos de vida similares.

Por ejemplo, si él es un chico que tiene un profundo llamado misionero a la India y ha comenzado a prepararse para ir a ese lugar, pero se casa con una chica creyente que, aunque está enamorada de él, por nada del mundo lo acompañaría en semejante empresa, surgirán problemas inevitablemente.

Que una persona sea creyente no es razón suficiente para que te cases con ella. Del mismo modo, el casamiento, por sí solo, no es un pasaporte a la felicidad. El matrimonio es una relación en la que ambos, además de mirarse a los ojos, deben mirar juntos hacia adelante. Cuantas más cosas en común tengan, más fuerte será la relación y más difícil será que ésta se rompa. No…

Ver la entrada original 305 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: